Dentro del conjunto de accesorios para telescopios, los oculares o lentes para telescopios son, probablemente, los más importantes. Y es que estamos ante complementos que tendrán una enorme influencia en cómo vemos las imágenes que capta el telescopio. Por establecer una comparación con el mundo de la fotografía, se podría decir que un ocular es a los telescopios lo que un objetivo es a las cámaras.

A poco que queramos profundizar algo más en el mundillo de la observación astronómica, seguramente nos sintamos tentados a comprar oculares para telescopios, pues esa será la forma más práctica y económica de potenciar la calidad de las imágenes que obtenemos con nuestro telescopio.

Qué son los oculares para telescopios

Antes de nada, lo mejor es dejar claro el concepto del que estamos hablando: ¿qué es el ocular del telescopio? Una vez que asimilemos de qué se trata, cómo funciona y cuál es su función, no nos costará nada comprender las cualidades y el propósito de estos pequeños pero importantes accesorios.

Los oculares para telescopios son dispositivos ópticos intercambiables, que se componen de una o varias lentes, y que se colocan próximos al punto focal del objetivo del telescopio, con el fin de aumentar las imágenes que se captan. El nivel de ampliación o de aumento que proporciona un determinado ocular dependerá de su longitud focal (cuanto menor sea esa longitud focal, mayor será el grado de aumento que nos proporcione).

El conjunto de lentes o elmentos ópticos de un ocular está protegido por una carcasa que hace las veces de estructura principal del ocular. En uno de sus extremos, dicha carcasa cuenta con una parte cilíndrica que será la que vaya encajada en el puerto del telescopio destinado a tal fin. ¿Y cómo funcionan los oculares del telescopio? Es muy sencillo: moviendo el ocular a mayor o menor distancia del objetivo, conseguiremos enfocar adecuadamente la imagen que queramos observar. Casi todos los telescopios cuentan con algún tipo de mecanismo, ya sea manual o electrónico, para permitir a los usuarios enfocar con el ocular sin necsidad de tener que manipularlo de forma directa.

¿Y qué ocular para telescopio elegir en cada momento? Pues nuestra decisión tendrá que fundamentarse en los aumentos que queramos obtener, del campo o ángulo de visión que queramos abarcar, o de la combinación de ambos factores.

Qué oculares comprar para telescopio

Ahora que ya nos hemos hecho una mejor idea de qué son y para qué sirven los oculares de telescopios, llega el momento de hacernos con uno o con varios para explotar aún más las capacidades de nuestro telescopio y potenciar su versatilidad. Pero ¿qué ocular para telescopio comprar?

Son muchos los modelos que se pueden encontrar en el mercado, y muy diferentes las características que pueden llegar a tener cada uno de ellos, por lo que la elección puede volverse algo peliaguda si no estamos muy puestos en el tema. Como se suele decir, «la información es poder», por lo que, para que puedas encontrar el mejor ocular para telescopio, te vamos a dar algunas nociones que te ayudarán a elegir con más criterio. En concreto, se trata de una serie de variables que te servirán para identificar las propiedades y capacidades de cada ocular:

Distancia focal del ocular

¿A qué llamamos distancia focal del ocular? Este concepto se refiere a la distancia que hay entre el foco y la lente del ocular, que suele venir indicada en milímetros (mm). En función de la distancia focal del ocular que estemos utilizando, obtendremos una mayor o menos capacidad de aumento con nuestro telescopio. Para calcular dichos aumentos, utilizaremos la siguiente fórmula:

Aumentos = Distancia Focal del Objetivo / Distancia Focal del Ocular

Vamos a verlo en un ejemplo práctico:

Sungamos que tenemos un telescopio de 203 mm de objetivo (8 pulgadas) y de 2032 mm de distancia focal. Si le colocamos un ocular para telescopio de 25 mm, obtendremos una capacidad de aumento de 81,3X (aplicando la fórmula que hemos vito antes: 2032 / 25 = 81,3). Por otro lado, si colocamos un ocular para telescopio de 6 mm, disfrutaremos de un nivel de aumentos de 338,7X (en esta ocasión, la fórmula sería: 2032 / 6 = 338,7).

Diámetro externo

El diámetro externo de un ocular para telescopios es el dato que nos da la medida del diámetro del tubo del ocular que luego irá insertado en el telescopio a través del portaoculares. En la mayoría de los casos, dicha medida suele venir expresada en pulgadas. En la actualidad, podemos encontrar 3 estándares de medidas (te indicamos las cifras en pulgadas y, a continuación, su equivalencia en milímetros):

0.96″ (24.38 mm.)
1.25″ (31.75 mm.)
2″ (50.8 mm.)

Cada una de estas medidas está dirigida a una gama o segmento concreto. De esta forma, los oculares 0.96″ se utilizan para modelos de bajo coste (como los telescopios para niños), los oculares de 1.25″ se utilizan para los modelos dirigidos a usuarios aficionados (telescopios para principiantes), mientras que los oculares de 2″ se usan en modelos de alto rendimiento (como los telescopios profesionales de alta gama).

Campo visual aparente

El campo aparente de un ocular para telescopio hace referencia al diámetro angular, indicado en grados º, de la circunferencia de cielo que el ojo humano puede contemplar al mirar por el ocular. Para intentar asemejarse al campo visual que puede captar el ojo humano, la inmensa mayoría de los oculares para telescopios que se comercializan tienen un campo visual aparente de entre 40º y 50º.

En este punto, hay que señalar la importancia de diferenciar el campo aparente del ocular y el campo visual verdadero (este último se refiere al tamaño real en grados º de la porción de cielo que captamos a través del telescopio). Evidentemente, ese campo visual verdadero será más reducido cuanto mayor sea la cantidad de aumentos del ocular con el que estemos observando. Podríamos establecer, mediante una fórmula, una relación aproximada entre el campo aparente y el campo verdadero:

Campo Verdadero = Campo Aparente / Aumentos

¿Cómo podemos medir el campo verdadero de forma práctica? Es un procedimiento relativamente sencillo. Solo hay que dejar el telescopio estático y medir cuántos segundos tarda una estrella en atravesar, de un extremo a otro y pasando por el centro, todo el campo visual del ocular. El tiempo obtenido (número de segundos) debemos dividirlo entre 2 (ya que lo que queremos medir sería el tiempo que transcurre desde que la estrella pasa por el centro del campo visual hasta que desaparece por el extremo), y el resultado que obtenemos será el campo visual aparente en minutos de arco. Dividiendo ese resultado entre 60, obtendremos los grados º.

Una forma empírica de medir el campo verdadero es dejar el telescopio estático y medir el tiempo en segundos que tarda una estrella en atravesar el campo visual del ocular (de un extremo al otro, pasando por el centro del mismo). Este tiempo lo dividimos por 2 (ya que lo que interesa medir es desde el centro del campo visual al extremo) y el resultado es el campo visual aparente en minutos de arco (para obtenerlo en grados, simplemente dividimos por 60).

Como suena un poco complicado, vamos a ver un ejemplo. Colocamos nuestro telescopio estático con un determinado ocular. Elegimos una estrella que tenga una declinación cercana a los 0º, y empezamos a observarla desde el extremo izquierdo del ocular. Medimos cuántos segundos tarda en atravesar todo el campo visual del ocular (debido al movimiento aparente del cielo). Supongamos que ha tardado 240 segundos. Esa cifra la dividimos entre 2, para obtener 120, que son los minutos del arco del campo verdadero. Ahora, para averiguar los grados, dividimos los 180 minutos entre 60, y obtendremos 2º.

Hay que tener en cuenta que oculares con los mismos aumentos pero con distinto campo visual aparente nos ofrecerán resultados diferentes. Esas diferencias se aprecian en la cantidad de cielo que podremos observar. Puedes hacerte una idea con los siguientes ejemplos, en los que observamos la luna con 3 oculares que tienen los mismos aumentos, pero campos aparentes de 30º, 60º y 8º, respectivamente. Como ves, los resultados hablan por sí solos:

Eye relief

Finalmente, otro de los parámetros que debemos tener en cuenta es el llamado «eye relief» (o «alivio del ojo», en español, aunque también se traduce como «relieve ocular» en algunos círculos). Se trata de la distancia, expresada en milímetros (mm) y desde la superficie de la lente del ocular, a la que el ojo debe situarse para disfrutar de un ángulo de visión completo.

Si el usuario se aleja de esa distancia (eye relief), su campo de visión se reducirá. Por tanto, cuanto mayor sea el eye relief de un ocular, más cómoda resultará la observación para el usuario. Este será un factor especialmente importante si utilizamos gafas, en cuyo caso necesitaremos un ocular de 1,5 ó 2 mm de eye relief como mínimo. Además, hay que tener en cuenta que, por norma general, cuanto más aumento ofrece el ocular, menor será su eye relief.

Tipos de oculares para telescopios

Si ya resultaba un poco complicado entender los diferentes parámetros de los oculares, imagina cómo será cuando descubras que existen varios tipos de oculares de telescopio… ¡Una auténtica pesadilla! Tranquilo, que no es para tanto: con un poco de paciencia y algo de tiempo para familiarizarte con los conceptos básicos, te convertirás en todo un experto en la materia.

A lo largo de los próximos párrafos, trataremos de explicarte, de una forma sencilla y amena, qué tipos de oculares para telescopios hay y cuáles son sus principales características. También te adjuntaremos algunos modelos recomendables, por si quieres hacerte con ellos:

Oculares para telescopios huygens

Un ocular huygens para telescopio se caracteriza por estar compuesto por 2 lentes plano-convexas (es decir, planas por una cara y convexas por la otra), colocadas de tal forma que ambas apunten hacia la fuente de luz. Estos oculares proporcionan un aumento de la imagen y un campo visual de entre 25º y 40º. Hoy día, estos oculares se están quedando algo obsoletos, por lo que su uso se limita únicamente a los telescopios de menor calidad.

Oculares para telescopios Ramsden

El ocular ramsden para telescopio es muy parecido al huygens que acabamos de ver, solo que este modelo se caracteriza por llevar las 2 lentes enfrentadas (es decir, apuntándose la una a la otra, y no apuntando ambas a la fuente de luz como en el huygens). Esta característica consigue reducir notablemente la aberración esférica y la consiguiente distorsión de la imagen. Su campo visual es de entre 30º y 40º. Pero hay un problema… Y es que la disposición de sus lentes hace que la suciedad se haga muy visible al observar por el ocular. Como sucedía con los huygens, los ramsden se han quedado algo desfasados y ya solo se montan en telescopios de bajas prestaciones.

Oculares para telescopios kellner

Con el ocular kellner para telescopio, pasamos a tener 3 lentes en total. Una de ellas es plana – convexa y apunta hacia la fuente de luz, mientras que las otras son biconvexa y plana – cóncava. Gracias a su condición de acromáticas (no poseen color), no sufriremos aberraciones cromáticas en las imágenes que captemos. Un ocular kellner se caracteriza por su elevada capacidad de ampliación (de 1 a 10) y por su campo visual de entre 35º y 50º.

Oculares para telescopios plössl

Si buscamos buena calidad, un ocular plössl para telescopio será una gran opción. Su principal seña de identidad es la presencia de 2 pares de lentes (cada pareja está formada por una biconvexa y otra bicóncava) que se encuentran separados entre sí. La imagen que genera está prácticamente libre de aberraciones cromáticas, y nos permitirá disfrutar de un campo de visión cercano a los 50º. Como contrapartida, el tamaño de estas lentes es bastante pequeño, lo que nos obliga a acercarnos mucho para poder observar bien. Se recomiendan los modelos con longitudes focales largas.

Oculares para telescopios ortoscópicos

El ocular ortoscópico para telescopio está compuesto por un conjunto de 4 lentes (2 biconvexas, 1 bicóncava y 1 cóncava – convexa). Sus principal escaracterística son la gran nitidez de imagen que proporciona y su campo de visual plano de entre 40º y 45º. Este tipo de ocular es muy apreciado por su magnífica capacidad de mostrar diminutos detalles, ya que ello lo convierte en la elección perfecta para observar estrellas binarias.

Oculares para telescopios erfle

El ocular erfle para telescopio es ya bastante antiguo, por lo que no es habitual encontrarlos en la actualidad. Se componía de un conjunto de 5 lentes (2 pares de biconvexo con bicóncavo, y 1 biconvexo individual). Su campo visual era de entre 50º y 70º, y aunque ofrecía una gran definición en el centro de la imagen, los bordes se veían seriamente comprometidos por aberraciones muy evidentes.

Oculares para telescopios nagler

El ocular nagler para telescopio puede presumir de una enorme amplitud en su campo visual (puede llegar a alcanzar los 80º), gracias a su característica configuración de 7 lentes unidas entre sí. Este sistema tan peculiar hace un gran papel reduciendo las aberraciones visuales (especialmente, la distorisión esférica), y se recomienda su uso con relaciones focales altas.

Oculares para telescopio long eye relief

Los que busquen poder disfrutar de la astronomía desde una posición cómoda, tienen en el ocular long eye relief para telescopio a su mejor aliado. Y es que, como nos sugiere su propia denominación, este tipo de ocular se caracteriza por permitirnos observar por el ocular desde una posición algo más alejada. Son perfectos para las personas que utilicen gafas, ya que no se las tendrán que quitar para poder observar.

Oculares para telescopio barlow

Para ser exactos, el ocular barlow para telescopio no es realmente un ocular. En realidad, se trata de un accesorio para ser utilizado en combinación con un verdadero ocular. Está formado por 3 elementos, y su cometido es el de aumentar la longitud focal para poder enfocar mejor los objetos que se encuentren más alejados.

Cómo elegir oculares para telescopio

Creemos que hasta el momento te hemos dejado con una enorme cantidad de información que tal vez te esté volviendo un poco loco. Desde luego no es nuestra intención, pero es que en esto de los oculares y de los telescopios en general, hay mucho que saber y mucho que descubrir.

Es por ello que queremos que tengas bien clara la información que te hemos indicado y que tu compra sea lo más certera posible.

Recuerda tener presente en tu compra la sencilla regla que dice que cuanto más pequeña sea la distancia focal del ocular, más aumentos y que cuanto más grande sea dicha distancia menos aumentos… Pero sin perder de vista el aumento máximo que puede soportar tu telescopio y el tipo de ocular que has de comprar.

Vale, vale. ¿Sigue siendo un lío? Vamos a seguir intentando remediarlo. Lo mismo necesitas otra forma de explicación para comprenderlo del todo.

Es por ello que nos vamos a apoyar en los que más entienden y te vamos a dejar con un vídeo explicativo del canal de YouTube Astrocity.es que se llama, precisamente «Cómo elegir un ocular» y que seguro seguro, te va a resolver cualquier duda que te pueda quedar.

Las mejores marcas de oculares para telescopios

Para hacerte con los mejores oculares para telescopios del mercado, no solo basta con conocer bien el producto y escoger un modelo con las características que necesitas… A veces, saber identificar qué marcas son recomendables y cuáles no lo son tanto puede marcar la diferencia entre una compra satisfactoria y haber tirado el dinero.

Por eso, hemos querido preparar esta sección, donde te hablaremos de las que, a nuestro juicio, son algunas de las mejores marcas de oculares de telescopios. Fabricantes con los que siempre acertarás:

Oculares para telescopios Celestron

La firma Celestron es conocida por todos los aficionados y profesionales del mundo de la astronomía. Una marca que, gracias a la magnífica calidad de sus productos, se ha convertido en todo un referente en el sector. Y no solo hablamos de los telescopios Celestron, sino también de cualquier otro elemento o accesorio relacionado con ellos. Por ejemplo, los oculares Celestro para telescopios.

Y es que comprar un ocular para telescopios Celestron es toda una garantía de acierto. Sus grandes prestaciones, la calidad de los materiales empleados en su fabricación, y sus competitivos precios convierten los productos de la marca en el objeto del deseo de todos a los que nos gusta disfrutar de la observación con telescopio.

Oculares para telescopios Orbinar

Si buscas funcionalidad y una buena relación calidad / precio, no deberías dejar pasar la oportunidad de comprar un ocular para telescopios Orbinar. Esta marca se está ganando una merecido hueco en el mercado, gracias a la comercialización de productos de notables prestaciones y precios razonablmente asequibles. Una fórmula ganadora para conquistar a los usuarios.

Dadas las características de buena parte de los productos de este fabricante, podríamos decir que los oculares Orbinar para telescopios se sitúan en la llamada «gama media», por lo que pueden ofrecer grandes resultados a todo tipo de usuarios, desde los que se inician en el mundillo como los que se dedican profesionalmente a contemplar el cielo con su telescopio.

Oculares para telescopios Svbony

Otra de las marcas que se merece estar en esta sección es la de oculares Svbony para telescopios. Se trata de un fabricante con una filosofía comercial bastante agresiva, pues se centra casi exclusivamente en productos de gama alta. Sí, puede que los artículos que venden sean algo más caros que la media, pero también son mejores en prestaciones y calidad de los materiales.

Si eres de esas personas que solo se conforman con lo mejor de lo mejor, sin importar que para ello haya que invertir un poquito más, comprar un ocular para telescopios Svbony será una apuesta ganadora. Echa un vistazo a la selección de modelos destacados que te hemos preparado a continuación, y escoge el que más se adapte a tus necesidades:

Oculares para telescopios baratos

Todos sabemos que el sector de la óptica es bastante caro. Lo hemos comprobado en primera persona cuando nos compramos nuestro preciado telescopio. Ahora, cuando llega el momento de adquirir algunos accesorios, puede que nuestros ahorros no estén en una situación tan boyante y tengamos que ahorrar dinero a toda costa. ¿Podemos comprar oculares para telescopio baratos?

¡Claro que sí! Muchos de los modelos que conforman este tipo de productos tienen unos precios bastante asequibles. Además, siempre podemos beneficiarnos de posibles ofertas de oculares para telescopios y ahorrarnos un poquito más. También hay que señalar que podemos recurrir a algunos fabbricantes que se especializan en los oculares para telescopio económicos (con algo menos de calidad, eso sí) o incluso optar por comprar oculares para telescopio de segunda mano.

En definitiva, lo que venimos a decir en este apartado de la guía, es que si el precio de los oculares para telescopios es un problema, puedes decantarte por alguna de las muchas alternativas más asequibles que nos ofrece el mercado. Por ejemplo, a continuación te mostramos una pequeña pero interesante selección de oculares de telescopio a buen precio:

Dónde comprar oculares para telescopios

Después de todo lo que te hemos contado sobre ellos y de haberte mostrado algunos de los mejores modelos de las marcas más prestigiosas del sector, es muy probable que estés deseando hacerte con alguno (o algunos) para tu telescopio. Pero ¿dónde venden oculares de telescopio? A continuación, te damos algunas pistas sobre los puntos de venta más habituales para adquirir este tipo de productos.

Estos espacios, físicos o virtuales, son puntos de venta de oculares para telescopios conocidos por muchos, pero desconocidos por otros. Si este último es tu caso, aquí y ahora vas a poder conocerlos y así vas a poder elegir el sitio donde adquirirlos. Eso sí, como vas a ver, algunos espacios son más especializados que otros, por lo que tenlo en cuenta sobre todo si quieres comprar una calidad alta:

  • Comprar oculares de para telescopio usados: en este mundillo, como en el de la fotografía, el mercado de segunda mano está muy vivo. Son muchos los usuarios que, cuando quieren renovar su equipo o adquirir uno mejor, venden el suyo actual. Puede ser una buena opción para encontrar oculares baratos para telescopios, pero siempre hay que asegurarse de que aquello que compremos esté en buen estado (ya que, recordemos, está usado).
  • Tiendas de fotografía y óptica: las cámaras de fotos con sus objetivos y los telescopios con sus oculares guardan muchas características en común. Por eso, no resulta raro que se comercialicen en las mismas tiendas. En este tipo de establecimientos especializados, seguro que encuentras personal experimentado que te pueda asesorar. El problema es que estas tiendas suelen tener precios algo por encima de la media.
  • Tiendas generalistas y grandes almacenes: sobre todo en espacios como El Corte Inglés y Carrefour podrás encontrar algunos oculares para comprar. En el primero podrás encontrar artículos de mayor calidad que en los segundos, donde lo que vas a poder comprar son más oculares baratos y de calidad baja-media, más para telescopios para niños y telescopios para principiantes.
  • Comprar oculares para telescopio online: Internet suele ser la mejor opción para adquirir este tipo de productos. Es facil comparar entre multitud de modelos distintos, para ver cuál es mejor o cuál tiene mejor precio, y además nos ahorramos tener que salir de casa gracias a los envíos a domicilio. ¡Es perfecto!

Oculares para telescopios en Amazon

Ya que acabamos de hablar de la posibilidad de comprar oculares para telescopios en Internet, aprovechamos para recomendarte la que, a nuestro juicio, Amazon es la mejor tienda de toda la Red de redes.

Sí, hablamos de adquirir los oculares para telescopios en Amazon. Sabemos que tienen más productos que nadie, que sus precios figuran siempre entre los más competitivos del mercado, que su servicio de atención al cliente es de lo más eficaz, y que su sistema de envíos a domicilio es súper rápido… ¿Qué más se puede pedir? Pues aún le podemos pedir más.

A Amazon le pedimos, y por suerte nos lo da, que tenga un sistema de pago seguro con el que nos evitemos disgustos después de alguna compra, que pueda preguntar al vendedor cualquier duda que tenga antes de realizar mi compra, que pueda preguntar a otros compradores por sus experiencias y por algún dato del artículo, que pueda conocer las opiniones de los mismos, que sepa certeramente el día en el que me va a llegar mi paquete y, además, que si no estoy satisfecho con lo que he adquirido, pueda devolverlo de forma gratuita en la mayoría de los casos.

Los oculares para telescopios más vendidos de 2021

Y hasta aquí ha dado de sí nuestra guía de consejos para comprar oculares de telescopio. Esperamos que hayas podido resolver todas tus dudas acerca de estos pequeños pero útiles accesorios y que, con suerte, hayas dado con uno perfecto para ti. Pero si no es así, y todavía no sabes muy bien qué ocular para telescopio comprar, te dejamos con un ránking donde se muestran los oculares más vendidos en España durante este año 2021, para que puedas inspirarte por los gustos de otros usuarios de nuestro país:

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y disponibilidad de sus productos cambian constantemente y se actualizan cada 24 horas. Se aplicará a la compra del producto el precio y la disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.