El deseo por ver lo que se esconde más allá de lo que alcanzan nuestros ojos, abarca tanto a lo que se extiende en la lejanía, como a lo que, estando tan cerca de nosotros como nuestra propia piel, no tenemos la posibilidad de distinguir debido a su diminuto tamaño.

Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos (Antoine de Saint Exupèry, El Principito)

Desde que el hombre es hombre, se cuestiona por todo lo que sucede en su entorno, y manifiesta su deseo por saber más y más adentrándose en el terreno de lo desconocido, ha deseado tanto ver los objetos de la inmensa lejanía, como ver los objetos minúsculos que se escapan de nuestra capacidad de percepción. En ese anhelo, la invención tanto de telescopios como de los microscopios de forma casi paralela, la podemos considerar como un verdadero hito en la historia de la ciencia y de la Humanidad misma.

Qué es un Microscopio

La propia etimología de la palabra telescopio (del griego, scopeo -mirar- y micros -pequeño-) nos deja bien claro, como suele suceder, el significado de la misma, más allá de los matices. Un “aparato para poder ver las cosas pequeñas”, tal y como lo definiría un niño, todo un sueño hecho realidad para el ser humano que cuestiona la realidad tal y como se la muestran sus ojos, toda una puerta abierta al conocimiento de lo minúsculo, pero con mayúsculas, un aliado imprescindible para el avance de la medicina, la biología, y de la ciencia en general… ¡Todo eso y mucho más es un microscopio!

Para muchos fue su regalo de comunión más recordado, para otros su invento casero más frustrado (pues no es sencillo obtener una vista clara de lo diminuto usando el primer cristal que nos encontramos), y para los más decididos, el resultado más esperado de meses de ahorro y soñando con un compañero de viaje por el estudio y la ciencia. Los microscopios nos acompañan en nuestra etapa escolar, y los vemos tanto en el laboratorio del colegio, como (a veces) en nuestra propia casa. Como sucede con todo, los hay más potentes y más modestos, más baratos y más caros, así como diversos tipos de microscopios que vamos a tratar de dar a conocer en esta sección de nuestra web.

Un microscopio es un objeto que permite aumentar la realidad, permitiéndonos apreciar lo que los ojos no son capaces de distinguir por su pequeño tamaño

Si te dispones a comprar un microscopio por primera vez, la información que te vamos a dar a continuación te debería ayudar a despejar muchas dudas y ponerte en el camino de un tipo concreto, o tal vez de un modelo de microscopio específico, si eres persona de ideas claras a la primera. ¡Ya verás como no es tan difícil!

Origen del Microscopio

Si los telescopios surgieron a finales del siglo XVI y evolucionaron a lo largo de todo el siglo XVII con el gran desarrollo de la óptica, los microscopios tuvieron un origen y una evolución bien pareja.

En este caso, se suele citar al fabricante de lentes holandés Zacharias Janssen como el inventor del primer microscopio en 1595 (aún cuando la actual Holanda formaba parte Imperio español), de manera casi accidental, a raíz de su empeño en permitir ver con claridad a las personas con graves defectos de la visión. Poco después, como sabemos, éste puso también su granito de arena en la invención del telescopio.

No obstante, como siempre sucede, existieron diversas aproximaciones previamente al invento del microscopio, así como nombres propios que contribuyeron a su despegue como aparato para la observación de objetos pequeños, no existiendo demasiadas pruebas fehacientes de la invención absoluta del aparato por parte de un sólo nombre, y en un año exacto. Debemos quedarnos, por tanto, con los inicios del siglo XVII en Centroeuropa como contexto general del nacimiento de los aparatos de observación que iban a revolucionar el conocimiento y el mundo.

Usos de un Microscopio

A bote pronto, a cualquiera que le pregunten para qué sirve un microscopio es muy probable que se imagine una persona con bata blanca en el interior de un laboratorio de ciencias, realizando observaciones de microorganismos, bacterias, virus, etc. Y es que, efectivamente, la vinculación de los microscopios con el mundo de la Biología y la Ciencia en general, y de la Medicina en concreto, es innegable.

Pero más allá de su uso en laboratorios como parte de la investigación de científicos, los microscopios tienen funciones muy diversas en muchos ámbitos, tomando formas y sistemas distintos en cada caso. Por citar sólo algunos ejemplos, cabe destacar también los siguientes tipos:

  • Microscopios para electrónica
  • Microscopios para dibujo y pintura
  • Microscopios para microsoldadura

Partes de un Microscopio

Los microscopios más comunes, los de tipo óptico, responden a un formato bien definido y fácilmente entendible. Para empezar, vamos a fijarnos en el siguiente gráfico:

Como se puede ver, las partes en verde se corresponden con la estructura del microscopio, mientras que los elementos ópticos que permiten ver aumentada la realidad se representan en colores azules y grises.

Pasamos a describir las distintas partes del microscopio en lo referido al sistema óptico de refracción que se muestra en el diagrama:

A. Ocular. Es la lente por la que miramos, que amplía la imagen captada por el sistema reflector, y que puede ser uúnica, o no.

B. Objetivo. Es uno de los elementos básicos del microscopio, compuesto por una o dos lentes que se emplazan al final del ocular. En los microscopios modernos, lo normal es encontrarse con distintos objetivos intercambiables con un sistema de remplazo por rotación del revólver, que permiten establecer diferentes niveles de aumento para cada objeto.

C. Portador del objeto. Es la base traslúcida sobre la que se coloca el objeto de observación.

D. Lentes. El portador del objeto es traslúcido obligatoriamente, porque debe dejar pasar la luz hacia las lentes y el espejo que se sitúan por debajo de aquél. Las lentes amplían la imagen del objeto enviándolo de ida hacia el espejo, y de vuelta hacia el ocular.

E. Sistema de sujeción del portador del objeto. Forma parte de la estructura, aunque es un elemento de vital importancia para el buen funcionamiento de la óptica del microscopio.

F. Espejo. Al igual que los telescopios reflectores, los microscopios utilizan un sistema de espejo que permite sacar partido a la luz captada, y a las ampliaciones de las lentes.

Cómo funciona un Microscopio

Las lentes, apoyadas en el sistema de espejo, y la luz, son los verdaderos actores protagonistas que nos permiten obtener visión aumentada con el uso de un microscopio. Pero, ¿cómo se usa un microscopio?

Si es tu primera vez con un microscopio, necesitarás contar con muestras montadas sobre cristales traslúcidos, y que sean lo suficientemente claras para dejar pasar la luz. Lo normal es empezar a usar microscopios sencillos como los escolares, así es que a todos nos vendrá muy bien tener bien claros los conceptos que se abordan en este vídeo:

Como vemos, aparte de los elementos descritos como partes de un microscopio, a la hora de usar un microscopio tenemos que entender también el funcionamiento de la parte eléctrica, que implica no sólo enchufar el aparato a la corriente, sino también accionar la luz y dejarla pasar a la pletina.

Luego, se trata de ir jugando con los aumentos proporcionados por los objetivos del microscopio, que se deben ir usando de menos a más, y de aprender a usar las roscas de enfoque macrométrico y micrométrico y de regular la entrada de luz (ajustando la apertura del diafragma), hasta conseguir imágenes lo más nítidas posibles.

Pero lo más importante, sin duda, una vez que dominamos los aspectos básicos del funcionamiento de un microscopio, es saber interpretar la magia de la realidad escondida, la que no veos a simple vista. Todo un mundo aparte por descubrir.

Tipos de Microscopios

Pero, como imaginarás, existen diferentes tipos de microscopios basados en diferentes principios técnicos, y dirigidos a diferentes tipos de observaciones y trabajos. Los microscopios ópticos simples son los más usados y conocidos, pero no nos vamos a quedar ahí.

En el listado de arriba, encontrarás los enlaces a las páginas de cada tipo de microscopio que hemos tenido la oportunidad de analizar.

Dónde comprar mi Microscopio

Si te das un paseo por la zona comercial de cualquier ciudad, sobre todo en fechas de regalos, observarás que las tiendas que venden microscopios son de naturaleza bien variada. Desde papelerías, hasta tiendas de fotografía, incluso ópticas, etc.

Obviamente, todo va a depender de lo que busquemos, del nivel de precisión que precisemos para nuestro microscopio, de la marca, la calidad, etc. Pero puestos a elegir, las tiendas especializadas en ópticas y lentes como las tiendas de fotografía, deberían ser nuestra primera elección a la hora de buscar un microscopio para comprar.

Qué tal son los Microscopios Amazon

Eso en cuanto a tiendas físicas, si optamos por comprar un microscopio online, obviamente, ganamos en posibilidades aunque podemos perder en cuanto a asesoramiento personalizado y especializado.

Sí, es cierto que webs especializadas como la nuestra te pueden allanar el camino a la hora de decidir qué microscopio comprar, pero también es cierto que ninguna información escrita tiene a veces el valor de un asesoramiento experto y honesto de un empleado de tienda, aunque no siempre sea sencillo encontrarlo.

En cualquier caso, si optas por comprar tu telescopio en Amazon, no vas a encontrar ni una marca ni dos, sino la mayoría de marcas más representativas del segmento con sus modelos más demandados. Como ya sabes, Amazon no es más que una plataforma de venta que te facilita las cosas al actuar de intermediaria entre el fabricante o la tienda, y el comprador. Tu compra es más segura, y tus envíos son más rápidos y baratos (o gratis, si eres cliente Prime).

Cuánto cuesta un Microscopio

Un microscopio, al igual que sucede con los telescopios, es un aparato de calidades y capacidades muy pero que muy diversas, que admite variables súper especializadas en determinados aspectos. Por eso, sobre microscopios precios nos vamos a encontrar en el mercado un abanico muy abierto que puede ir desde los 10 mil euros, hasta los 100 euros.

El proceso a la hora de elegir microscopio debe ir del conocimiento de los tipos y la elección del más apropiado para nuestros intereses, el conocimiento de las marcas y modelos más destacados, y a la selección de los microscopios que se ajusten a nuestras posibilidades económicas.

Microscopios baratos

Si no tenemos unas miras excesivamente altas, y buscamos un microscopio simple que nos permita hacer nuestros primeros pinitos en la observación de lo minúsculo, existe una gran cantidad de microscopios baratos que pueden satisfacer nuestras necesidades.

Por debajo de los 50 euros, es complicado encontrar un microscopio decente, pero en el segmento de los 100 euros existe una amplia familia de microscopios para principiantes y entusiastas de la ciencia y la observación, que merece la pena conocer.

¿Merece la pena hacer un Microscopio casero?

La mayoría de tutoriales que vas a encontrar en Youtube sobre hacer microscopios caseros, lo que nos permiten obtener son aparatos de escasa o nula funcionalidad. Se trata más de divertirse con la manualidad en sí, que proponerse conseguir un microscopio casero realmente fiable. Por eso, salvo que sea ése nuestro objetivo, nosotros creemos que es más interesante hacer una pequeña inversión en un microscopio barato o en cualquier aparato de aumento, que gastarse en materiales para hacer un microscopio dudosa capacidad.

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y disponibilidad de sus productos cambian constantemente y se actualizan cada 24 horas. Se aplicará a la compra del producto el precio y la disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.